K.E.R.S.

Sistema de Recuperación de Energía Cinética

Rayo con flachas girando al rededor

El KERS es un sistema introducido en 2009 con el propósito de convertir la Formula 1 en un deporte ecológicamente sustentable que ayude al desarrollo de medios de transporte con propulsión más limpia, así como para promover el sobrepaso de los coches durante la carrera. El Kinetic Energy Recovery System o Sistema de Recuperación de Energía Cinética en español es, como su nombre lo indica, un sistema que recupera la energía cinética de frenado del coche y lo convierte en electricidad, que es almacenada en un juego de baterías de litio y que posteriormente puede ser utilizada por hasta 7 segundos por vuelta en la forma en la que el equipo lo considere más conveniente, incluido aumentar la potencia del motor hasta por 80 caballos de fuerza

Existen otros tipos de sistema KERS, entre los cuales se encuentra un sistema mecánico donde la energía no es almacenada y pasa directamente a las llantas traseras y otra hidráulica, donde la energía recopilada se transforma en presión, que posteriormente es enviada a las ruedas traseras cuando se desee. A pesar de la existencia de otros sistemas, actualmente los equipos han optado por utilizar el sistema eléctrico de baterías

Las regulaciones actuales limitan la energía almacenada a 400 kilojules, la energía liberada a 60 kilowatts y el tiempo máximo de liberación a 6.67 segundos, energía capaz de generar una mejora de 0.1 a 0.4 segundos por vuelta. A su vez, las regulaciones indican que la activación del KERS debe ser controlada únicamente por el piloto. Para ello, los equipos han implementado diversos sistemas de activación en el volante, generalmente en la forma de un botón o de una palanca

El sistema KERS incrementa el peso del vehículo en 35 kilogramos y no es obligatorio que los equipos cuenten con él, pero dada las ventajas que este proporciona, gran parte de los equipos lo utiliza